Prioridades estratégicas de TI


Modernización de los centros de datos

Si las organizaciones de TI tienen en cuenta los entornos de los centro de datos actuales, verán que deben enfrentar desafíos desde varios frentes. Muchas están luchando con sistemas heredados que no ofrecen la agilidad ni la flexibilidad que las empresas necesitan para crecer. Los departamentos de TI también se enfrentan a presupuestos estáticos o cada vez más pequeños, que hacen que sea imposible cumplir de manera confiable las demandas del negocio usando los modelos de infraestructura tradicionales.

En algunos casos, las organizaciones de la línea de negocios están implementando servicios de computación en nube híbrida y pública que proporcionan agilidad y flexibilidad para resolver problemas que las organizaciones internas del departamento de TI aún no pueden abordar. Sin embargo, la adopción de la nube pública puede generar componentes operacionales aislados de la nube y riesgos relacionados con el cumplimiento. El departamento de TI necesita encontrar nuevas formas de ofrecer servicios sin problemas y de manera segura en nubes públicas y privadas.

Para seguir el ritmo de las crecientes demandas del negocio, las organizaciones necesitan un modelo de TI ágil y orientado a los servicios para los centros de datos, con el cual se puedan aprovechar las nubes públicas y los recursos del centro de datos en las instalaciones. No hace mucho tiempo, los servicios de redes y seguridad, almacenamiento y procesamiento altamente dinámicos, disponibles y programáticos colocaban a las empresas en una posición de ventaja respecto de la competencia. En la actualidad, estas capacidades son simplemente lo mínimo que se puede pretender en un panorama desafiante. Las organizaciones deben avanzar rápidamente en el camino hacia un entorno moderno, flexible y ágil para el centro de datos definido por software o bien, arriesgarse a quedar rezagadas.


Integración de las nubes públicas

Las nubes públicas ofrecen a las organizaciones nuevas oportunidades para escalar sus operaciones, acelerar el suministro de servicios y reducir costos. Para aumentar la agilidad y reducir costos, los líderes del departamento de TI deben institucionalizar el uso de nubes públicas. Estos buscan aprovechar las ventajas de las nubes públicas y permitir que sus empresas las usen libremente, por lo que toman decisiones adecuadas en cuanto a la nube conforme a los requisitos de las cargas de trabajo individuales. Sin embargo, deben hacerlo de manera tal que logren evitar el surgimiento de componentes aislados de la nube.

Las organizaciones desean una plataforma común para administrar diversas nubes de manera integral: un conjunto de herramientas común para administración, redes y seguridad. Desean visibilidad del costo y rendimiento en diferentes servicios de computación en nube, exigen seguridad de clase empresarial y necesitan una estrategia de salida para realizar migraciones de aplicaciones y cargas de trabajo desde cualquier nube pública en cualquier momento.


Fortalecimiento del espacio de trabajo digital

Las nuevas tecnologías, como la nube y la movilidad, están cambiando rápidamente la manera en que las personas trabajan y viven, al mismo tiempo que afectan drásticamente la estrategia comercial. Un porcentaje creciente de la fuerza de trabajo actual desea la flexibilidad, la comodidad y la productividad que ofrecen las soluciones móviles. Los miembros de dicha fuerza de trabajo creen en estilos de trabajo colaborativos, así como en la libertad de trabajar desde cualquier lugar, en los dispositivos y en las aplicaciones que prefieran.

Al mismo tiempo, las organizaciones desean más agilidad, y las empresas reinventan sus procesos para aprovechar las ventajas de las tecnologías móviles y de nube que maximizan la efectividad y la eficiencia operacional. Asimismo, buscan fortalecer a sus empleados mediante el suministro de una experiencia de usuario final superior, independientemente del lugar donde trabajan y de los dispositivos que utilizan.

Sin embargo, las formas tradicionales de administrar, proteger y respaldar datos, aplicaciones y fuerzas de trabajo no siempre satisfacen las necesidades del negocio. Para adoptar nuevas oportunidades y enfrentar nuevos desafíos, las empresas de distintos sectores exploran nuevas soluciones que les permitan desarrollar una organización más ágil, más rentable y más productiva.


Transformación de la seguridad

Los riesgos en materia de seguridad son altos para las empresas de todos los sectores y continúan aumentando. Según un estudio reciente, el costo promedio total de una filtración de datos aumentó de 3,52 millones de USD a 3,79 millones de USD en un año (Instituto Ponemon/IBM, 2015). Para las organizaciones que adoptan entornos virtualizados y de nube, es clave tener máxima visibilidad y máximo control para reducir este riesgo.

A medida que aumenta la conexión entre las personas, los dispositivos y los objetos, la protección de todas estas conexiones y de todos estos entornos se vuelve más importante que nunca. Las organizaciones de TI necesitan proteger cada interacción entre los usuarios, las aplicaciones y los datos, sin importar cómo y dónde están conectados. Deben hacerlo en un entorno cada vez más dinámico que cambia constantemente. Esto requiere que el departamento de TI reconsidere la ciberseguridad y desarrolle las bases de la virtualización, realizando una transición hacia una nueva arquitectura de seguridad intrínseca, altamente detallada y regida por políticas.

Author: it_indepth

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *